jueves, febrero 11, 2010

Arma

Los boxeadores impiden la entrada a las discotecas
como si fuera el cielo o el infierno

Pero debajo de nuestros vestidos y pantalones, se esconde una petaca.

El arma muere por la boca.










Mix basado en versos del poema “Cuando muere un camarada” de Juan Cameron.

4 comentarios:

EMERSOX dijo...

“Cuando muere un camarada”

Difícil es hallar una cerveza en la noche de Lutero
Los boxeadores impiden la entrada a las discotecas
como si fuera el cielo o el infierno
Los siete círculos de la lluvia se burlan en los árboles
El despertador es una broma de tiempo y los kioscos
cierran sus piernas a los desesperados
Las hermosas pasean con luces de neón
/ como taxis por las avenidas
Los buenos muchachos duermen en la tierra
prometida sin premura ni sed
En los sueños boxean
Y el murmullo de las ruedas sobre el asfalto semeja un arroyo
en el valle central
de un país olvidado que no existe.

“Cuando muere un camarada” de Juan Cameron.

Zara Bahdí dijo...

oye...que pasa con la producción, publicate alguna cosita más que sea...

Zara Bahdí dijo...

oye...que pasa con la producción, publicate alguna cosita más que sea...

Anónimo dijo...

Hello. And Bye.