domingo, enero 18, 2009

Nada esta claro



Nada esta claro



Si acaso el viento

Entrara y calara huesos;

La pieza oscurece, la noche aclara.



Nadie dijo ¡Hey has de crecer¡.

Achico mi cuerpo con aquella/

Antigua maquina medieval

¡y¡¿la pieza oscura?; ¡y¡ ¿la noche mas clara?...







Por un puñado de pesos

Que se abalanzaban hermosos, titilan como huesos sagrados,

Mientras la pierna derecha hace tierra/

Con el piso helado

Oscura es la pieza, clara más, la noche…



Un pájaro te anuncia desgarrado

Fin de fiesta, fin-de semana,

Fin a la pieza oscura

¿Fin esta noche?

Que ya te aclaras.


Recuerdas que viene galopeando

Una oficina luminosa

te recuerda al hospital

Te recuerda qué

La vida se acorta y oscurece

Y las noches cada ves son menos claras.






Emersson Pérez
Queridos floreritos todos.

2 comentarios:

Amanda del Viento dijo...

La noche galopa en el hervor
de un destello en el mar que ruge en algún lugar, cerca de este lugar...
"Vení, vení... volá"... me dicen los matices nocturnos del cielo de este momento y yo pienso que podria alagar cada uno de tus escritos pero no lo haré... por solidaridad poética!!
Sé que no escribes para eso. Sé que escribes porque no puedes evitarlo... no podría ser de otra manera... porque las letras tienen fiebre, fiebre contagiosa y ya estás más contagiado que yo.
Me voy a dormir. No falta la estrella fugaz en mi porción de noche eso tú lo sabes.
Un beso letrado o iletrado para tí, según sea el ánimo del viento.

Cuídate amigo... nos vemos algún día, algún vino.

Amanda del Viento dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.