domingo, julio 13, 2008

Masturlove


La sensación de lo nuestro
liquido en mis manos
que al tragar es arena.

Decido medicarme
mediante autocomplacencia
ante una palma de mi mano
recordando momentos febriles
memorables triunfos al ego y el cuerpo
que junto al vino
un boquisuelto hablase
a deleitosos y curiosos compadres
pero mi catre no apto
las caras los omoplatos
la parte trasera de la oreja
(desconozco el nombre)
los ombligos, los muslos
ya solo eran uno
el olor permanecía
en la esquina derecha
de mi plaza y media
autocomplacencia
que era ya gracias a tu existencia

Al llegar la limpieza malagradecida
observo el timbre que marcas en mi estomago
que Infantilmente clavas cuando estoy en tu casa
esbozo natural sonrisa
definiendo amor
sabios que se rebanan los sesos
siendo tu recuerdo a una palma
lo mas certero en mi ocasión.

3 comentarios:

[Cami*el] dijo...

"el olor permanecía
en la esquina derecha
de mi plaza y media"

pucha que me gustó eso...

jejeje---mis saludos chinito, espero estí re bien.

mis cariños niño, besitos.

Anónimo dijo...

Tal vez a nuestra muerte el alma emigra:
a una hormiga,
a un árbol, a un tigre de Bengala; mientras nuestro cuerpo se disgrega
entre gusanos
y se filtra en la tierra sin memoria,
para ascender luego por las tallos y las hojas,
y convertirse en heliotropo o yuyo (*****condimento),
y después en alimento del ganado,
y así en sangre anónima y zooloógica,
en esqueleto,
en excremento.
Tal vez le toque un destino más horrendo
en el cuerpo de un niño
que un día hará poemas o novelas,
y que en sus oscuras angustias
(sin saberlo)
purgará sua antiguos pecados
de guerrero o criminal,
o revivirá pavores,
el temor de una gacela,
la asquerosa fealdad de comadreja,
su turbia condición de feto, cíclope o lagarto, su fama de prostituta o pitonisa, sus remotas soledades,
sus olvidadas cobardías y traiciones.

**** Condimento para mí eres tú, que acompaña todo mi ser en toda la existencia, más que eso, mi compañero eterno de mi eterno mundo fantástico y fascinante al son de Wall*e, vacunas, sif o nof, guarf.. pero no un mero y delicioso condimento sino que como el más preciado y exquisito sabor del amor..

Este poema es de Sobre Héroes y Tumbas y la otra vez me acordé de Emi y ahjpora lo quise plasmar en este lar

Pero por sobre todo y toda la humanidad este poema que escribiste me mantiene el recuerdo vivo de cada palabra que plasmas en el fondo azul, Ahora encontré lo que quería expresar, cada palabra de cada frase, una tras otra tiene mucho significado en sí mismo y para mí mucho más aún

Me encantó y tu me encantas más

Fevita

Kenofatiga dijo...

Que bueno esta eso compadre, Hakuna Makaka!!!